Competencias laborales requeridas por las empresas

Resumen

La Universidad, por el papel que desempeña en la sociedad, debe reforzar el compromiso social respecto a la actualización permanente. El docente debe ser capaz de enseñar a aprender, con una función más activa y de constante retroalimentación que fomente la responsabilidad en el alumno de su propio aprendizaje. Por lo que debe  ser capaz de adaptarse a la tecnología y proponer  nuevos métodos de enseñanza. Los egresados deben tener una serie de habilidades y competencias que se requieren en el campo laboral actual y sobre todo continuar aprendiendo constantemente para poder competir,  tener acceso a salarios mejores y promociones.

Palabras clave: Competencia, docente, empresa, universidad, habilidad.

La universidad

El desafío de la Universidad en la actualidad,  es  situarse en el contexto de la comunidad en la que se encuentra y colaborar con la creación de un pensamiento capaz de ayudar en la construcción de una sociedad más justa.   Para esto,   es necesario reforzar el compromiso social respecto a la actualización permanente, lo que  plantea a la educación superior una nueva exigencia de mayor magnitud que la formación básica, pues para desempeñarse con éxito en el tipo de sociedad en la cual se está desenvolviendo, necesitará cambiar sus concepciones y paradigmas de trabajo en materia de enseñanza y de aprendizaje, diversificando los programas de estudio con el fin de que los estudiantes salgan de la universidad con sus diplomas y sobre todo con conocimiento relevante.

El docente

La función del docente será enseñar el oficio de aprender, a diferencia del actual modelo donde el alumno no aprende a producir más conocimiento sino las operaciones que permiten triunfar en el proceso escolar. Deberá enseñar a pensar bien y pensar mejor para que los estudiantes puedan actuar de manera más responsable y consciente, por lo que los procesos educativos tendrán mayor orientación hacia la personalización del proceso de aprendizaje y  a fomentar la capacidad de construir aprendizajes y valores. Por lo tanto, el docente debe tener capacidad de adaptación y apertura hacia la tecnología y retos que impondrá  el futuro, así como reducir la resistencia al cambio. Requiere de mejorar los métodos de enseñanza, estar constantemente actualizado, conocer de las tecnologías y como aplicarlas.  Asimismo,  debe aprender técnicas y conocimientos que permitan asesorar, encauzar y acompañar a que los estudiantes aprendan a ser ciudadanos, a comunicarse, a ser creativos y reflexivos para  tener más posibilidades y alternativas de comprensión y solución de problemas.

Los egresados

Los egresados deben  ser capaces de trabajar en equipo, tener habilidades de comunicación y sensibilidad social, hacer frente a las incertidumbres,  ser emprendedores, ser polifacéticos en capacidades genéricas que abarquen diferentes disciplinas, ser flexibles ante la diversificación, estar preparados para la internacionalización del mercado laboral mediante una comprensión de diversas culturas y el dominio de otros idiomas además del inglés,  ser creativos y capaces de contribuir a la innovación, estar interesados en el aprendizaje durante toda la vida y preparados para ello,  estar dispuestos a asumir responsabilidades y desarrollar aptitudes para resolver problemas.

Competencias laborales

Conforme a Miranda (2010) la competencia laboral  comprende las actitudes, los conocimientos y las destrezas que permiten desarrollar exitosamente un conjunto integrado de funciones y tareas de acuerdo a criterios de desempeño considerados idóneos en el medio laboral, en este contexto resulta muy interesante comentar algunos datos que arroja el documento “Competencias profesionales 2014” del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), en el que se relacionan las principales competencias que las empresas requieren del personal que contratan, entre otras (el porcentaje representa el número de empresas que requieren de esas competencias):

  1. Área de recursos humanos: conocimientos básicos de manejo de equipo (36.14%), comunicación oral en español (36.59%), capacidad de negociación y resolución de conflictos (45.68%), toma de decisiones en forma acertada y ágil (36.59%), puntualidad (31.04%).
  2. Área de Finanzas y contabilidad: Conocimientos básicos sobre administración de proyectos (37.95%), comunicación escrita en español (39.04%), capacidad de negociación y resolución de conflictos (40.51%), toma de decisiones en forma acertada y ágil (38.97%), puntualidad (30.77%), eficacia al trabajar bajo presión (35.38%), paquetería básica (25.64%), conocimiento y manejo básico de contabilidad (33.33%) y cálculo (38.97%).
  3. Área de producción y operaciones: Conocimientos básicos sobre uso de maquinaria (50.6%), comunicación oral en español (38.96%), capacidad de negociación y resolución de conflictos (42.97%), detección de oportunidades de mejora en procesos (31.33%), toma de decisiones en forma acertada y ágil (38.55%), puntualidad (29.72%), saber buscar datos (36.55%).
  4. Área de Mercadotecnia y ventas: Conocimientos básicos sobre uso de equipo (33.59%), comunicación oral en español (43.24%), habilidad para vender (47.88%), paquetería básica (39.38%), saber buscar datos (46.33%), elaboración y administración de presupuestos (24.32%).
  5. Área de Sistemas y tecnología: Conocimientos básicos sobre uso de equipo (43.06%), %), capacidad de negociación y resolución de conflictos (37.5%), puntualidad (29.7%), eficacia para trabajar bajo presión (33.33%), paquetería básica (30.56%), conocimiento y manejo básico de estadística (30.56%).
  6. Área de Administración y dirección: Comunicación escrita y oral en español (37.59 y 32.98%), capacidad de negociación y resolución de conflictos (42.2%), toma de decisiones en forma acertada y ágil (35.46%), facilidad de palabra (25.18%), puntualidad (25.95%), paquetería básica (33.33%), administración de inventarios (29.43%), saber buscar datos (47.87%).

Conclusiones

A diferencia del pasado, los conocimientos e informaciones adquiridos en el período de formación inicial en las escuelas o universidades no permitirán a las personas desempeñarse por un largo período de su vida activa. La obsolescencia será cada vez más rápida, obligando a procesos de reconversión profesional permanente a lo largo de toda la vida.

Es importante que los egresados realicen un diagnóstico acerca de los conocimientos que poseen y/o  que requieren aprender o profundizar en el tema, ya sea a través de tomar cursos, una especialidad, taller, maestría, en forma autodidacta a través de lecturas, videos y tutoriales entre la mucha información que existe en la actualidad. Lo primordial es estar a la vanguardia y ser proactivo, no esperar a que las circunstancias impidan obtener un mejor empleo o ascenso, en su caso. Las exigencias  laborales son cada vez mayores, depende de cada uno el asumir el papel y planear el proceso que desempeñará ante estas nuevas dinámicas y exigencias que el mundo está imponiendo, ya sea como padre, estudiante, empresario, docente o empleado.

Bibliografía

Miranda, M. (2003): “Transformación de La Educación Media Técnico-Profesional” en Políticas Educacionales en el Cambio de Siglo. La Reforma del Sistema Escolar de Chile. Santiago de Chile. Universitaria (Cristian Cox, editor).

CIDAC (2014): “Encuesta de Competencias profesionales 2014”. México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.